Complete Family Foot Care

    
Mcallen Podiatry     

Sesamoiditis

Los huesos Sesamoideos se encuentran comúnmente en y alrededor de las articulaciones. Mientras estos huesos se pueden encontrar alrededor de cualquier articulación del pie, se les encuentra consistentemente en la articulación del dedo gordo del pie. La articulación del dedo gordo tiene 2 huesos sesamoideos, la tibia y el sesamoideo fibroso. Los sesamoideos tienen 2 funciones muy importantes basadas en su localización:

  1. Sirven para proteger al gran tendón al dedo gordo del pie, el "Flexor Hallucis Longus", que sirve para jalar el dedo para abajo ,contra el piso ,al dar cada paso . El curso del tendón está entre estos 2 huesos ;
  2. Sirven también como una palanca para el corto tendón flexor, "Flexor Hallucis Brevis ", que se adhiere a la base del dedo gordo. Este tendón estabiliza al dedo contra el piso al terminar de dar cada paso y permite la propulsión del cuerpo hacia adelante.

Por su localización y la cantidad de fuerza transmitida al través de estos huesos, están susceptibles a una serie de lastimaduras. Además, ciertas estructuras de pie y actividades, incrementarán la susceptibilidad de éstos huesos. Las fracturas e inflamaciones (sesamoiditis) son muy comunes. La fractura de un hueso sesamoide puede involucrar ya sea a la tibia o al sesamoide fibroso. Esta es de hecho una fractura dentro del hueso. Debido a que el tendón flexor hallucis brevis está adjunto a los sesamides, existe a menudo desfasamiento de la fractura, que conduce a un alto porcentaje de retraso o inclusive desunión.

La sesamoiditis es un estado inflamatorio del "periosteum "o forro óseo del hueso sesmoide. Típicamente, los pacientes relatarán un exceso de actividades precursor al dolor en esta zona. Otros factores de riesgo son: correr, brincar desde una altura, el ballet, el uso de tacones altos o zapatos con poco acojinamiento y con arco alto. Con un tratamiento oportuno y apropiado, estos se mejoran.

Diagnóstico

El diagnóstico inicial se hace con base en un cuidadoso examen físico e histórico. El dolor debajo de la articulación del dedo gordo del pie es la típica presentación de este tipo de lesiones. El dolor puede localizarse fácilmente ya sea en el tibial o en el sesamoide fibroso, presionando sobre cualquiera de éstos huesos. El movimiento de la articulación puede también duplicar el dolor del paciente. Ocasionalmente, la hinchazón y el enrojecimiento también pueden apreciarse, dependiendo del mecanismo de la lesión. Las radiografías son sacadas para diferenciar la sesamoiditis de una fractura de los sesamoideos. Tres vistas distintas de los sesamoideos se toman radiográficamente. Así mismo, cuando se sospecha fractura del sesamoide, es muy útil obtener radiografías del lado involucrado también. Típicamente, los huesos sesamoides son 2 huesos bien definidos bajo los rayos -X. Este es el caso del 85% de la población. Sin embargo, en un 15% de los pacientes, cada hueso sesamoide puede tener 2 o mas fragmentos (Es decir multipartes o varias piezas). Esto siempre hará difícil distinguir entre un estado normal y una fractura. En este caso, un escaneo del hueso será muy útil. Es importante diferenciar entre la sesamoiditis y una fractura ya que el tratamiento es dramáticamente distinto.

Tratamiento

El tratamiento de las lesiones a los sesamoideos, depende de hacer un diagnóstico definitivo. Debido a que la sesamoiditis es un estado inflamatorio, el tratamiento enfocado a reducir la inflamación es a menudo muy útil. Esto puede incluir: descanso, hielo, medicamentos anti-inflamatorios, así como terapia física. Casos más difíciles de sesamiditis pueden ayudarse con una inyección de cortisona. Todo esto deberá ser practicado después de que el doctor este bastante seguro de que no existe fractura.

La terapia a largo plazo debe acelerarse para identificar la causa de la sesamoiditis así como para evitar estas situaciones o para acomodar las deformidades del pie o para modificar el calzado. Esto puede incluir el uso de artículos ortopédicos. Así mismo la limitación al uso de zapatos de tacón alto.

Las fracturas de los sesamoides requieren una manera más agresivo de tratamiento debido al alto riesgo de que no se complete la union. La inmovilización con yeso por 6 a 8 semanas es lo primero que se indica. El paciente deberá entonces adaptarse gradualmente a cargar su peso completo con la ayuda de un braquete removible que soporten su peso. Inclusive a pesar de un tratamiento apropiado, muchas fracturas de los sesamoides terminan en retrasos o no se logra la union. Cuando el cuidado conservador falla en aliviar el dolor del paciente, debe considerarse la remoción del sesamoide afectado. Una vez más, la terapia a largo plazo debería acelerarse para identificar la causa de la fractura y en tratar o modificar aquellas actividades que provocaron la fractura.

   





OUR OFFICES

McAllen Office
812 Lindberg Avenue
McAllen, TX 78501
(956) 971-9107
(956) 971-9109 fax

Mission Office
1922 E. Griffin Parkway
Suite D
Mission, TX 78572
(956) 585-2244
(956) 971-9109 fax